Share
Reabre Acuario Michin Puebla con todas las medidas de sanitarias

Reabre Acuario Michin Puebla con todas las medidas de sanitarias

Por Yolanda Guillén

Con el objetivo de preservar el objetivo de su creación, el Acuario Michin Puebla abrió nuevamente sus puertas para recibir a visitantes de diferentes latitudes, en un marco de confianza y seguridad, además de conocimiento y diversión.

Por ello, el acuario ha implementado una estrategia integral para garantizar una visita confiable y seguridad, que incluye identificación de la temperatura de quienes ingresan a las instalaciones, señalización para preservar la sana distancia entre los visitantes, módulos despachadores de gel antibacterial para una desinfección constante de manos y limpieza periódica de las instalaciones.

En su más de 15 mil metros cuadrados, Acuario Michin ofrece a los visitantes diferentes áreas temáticas, que van desde el mar profundo (en donde se podrán apreciar tiburones, rayas y demás especies marinas), así como bosque, manglar, desierto y hasta una pequeña granja.

A diferencia de otros acuarios, el de Michin Puebla ofrece actividades alternativas y diversas, como tirolesa, brincolines, muros para escalar, actividades multmedios, jugar con elementos naturales, como arena, burbujas de jabón, entre otras muchas.

Acuario Michín, localizado en una plaza comercial de la ciudad de Puebla, es el hogar de miles de especiales de más de 300 especies diferentes: Ahí puedes encontrar desde tiburones, peces payaso, cirujano, morenas, langostas, medusas, así como legendarios lagartos como iguanas, camaleones, tortugas, serpientes, ranas, así como anfibios, como el endémico de México, el ajolote. También es la casa de nutrias, guacamayas, cotorros, borregos, chivos, cocodrilos y demás increíbles animales.

Sin embargo, el acuario Michín no sólo es un lugar de esparcimiento, también es un espacio de investigación, preservación y cuidados de animales. Por ejemplo, ahí se lleva a cabo un proyecto para preservar el ajolote mexicano, increíble animalito que está en peligro en extinción, pero que es capaz de reproducir partes y órganos de su cuerpo.

Ricardo Aguilar, director general del Acuario, invitó a los poblanos y demás publico en general a visitar las instalaciones y pasar un rato increíble, con lo cual apoyarán a la existencia de este espectacular especio de diversión e investigación.

Y lo anterior, porque los habitantes y colaboradores de los Acuarios y Centros de Investigación y Conservación Michin Puebla y Guadalajara se declaran en condición de “supervivencia” en este 2020, por lo que apelan al corazón de los mexicanos para superar juntos la coyuntura y seguir adelante.

Y lo que sucede, es que los estragos que ha dejado la emergencia sanitaria en México han colocado en una situación de extrema emergencia a dichos centros de investigación y esparcimiento, pues a diferencia de otras instituciones y negocios, como cines, comercios o restaurantes que pudieron suspender operaciones y bajar gastos durante el confinamiento por el COVID19, en el caso de los acuarios simple y sencillamente no fue posible dejar de operar.

Por ejemplo, en cada acuario se necesita bombear 18 veces durante el día los dos millones de litros de agua que hay en los estantes, a lo cual se suma el tratamiento del líquido que es desechado y el traslado del agua de mar desde Veracruz (para el caso del acuario de Puebla) y desde Colima (para el de Guadalajara), lo que implica el pago ineludible de derechos y servicios como electricidad y diésel. Como ejemplo, cabe citar que en el estanque de los cocodrilos el agua tiene calefacción.

A los costos por electricidad, se suma la permanente alimentación de los más de 38 mil ejemplares de 300 especies que hay en ambos acuarios. Se estima que garantizar el bienestar (alimentación y condicionamiento), de tan sólo un tiburón al mes tiene un costo de hasta nueve mil pesos. El reto adquiere mayores dimensiones si se toma en cuenta que en los dos centros hay 25 tiburones y que de marzo a julio de este año los acuarios no tuvieron ingresos por la suspensión de visitantes.