Share
Una de cada tres porciones de bacalao no es la especie que se vende

Una de cada tres porciones de bacalao no es la especie que se vende

Redacción

A pesar de que se veden con el nombre de bacalao, resulta que en México uno de cada tres porciones o alimentos presuntamente elaborados a base de ese producto no es esa especie marina.

En este sentido, la organización no gubernamental Oceana pidió a las autoridades implementar una agresiva estrategia para evitar que la población sea objeto de “gato por liebre”, sobre todo porque en las próximas semanas aumentará el consumo del tradicional pescado con motivo de la temporada navideña.

Y lo anterior, porque derivado de una investigación, la institución identificó que 31 por ciento de las porciones de bacalao analizadas en restaurantes, supermercados y pescaderías en Ciudad de México, no correspondían con el nombre de venta.

Renata Terrazas, directora de campañas de transparencia de Oceana y responsable de la investigación llamada “Gato X Liebre, venta y sustitución en la venta de bacalao”, explicó que, comparativamente, los niveles de sustitución en las muestras analizadas fueron menores en supermercados (4.5 por ciento) comparado con restaurantes (40 por ciento) y pescaderías (55 por ciento).

La investigación de Oceana, la primera de su tipo a esta escala hecha y publicada en México, usó el método de identificación genética de ADN para examinar en laboratorio las muestras de bacalao tomadas establecimientos de la Ciudad de México.

Entre los hallazgos de fraude por precio se registró la venta de “bacalao” en 220 pesos el kilo cuando en realidad fue tilapia, que tiene un precio regular de 85 pesos, así mismo un supuesto bacalao de 299 pesos resultó ser raya, con un precio de venta promedio de 80 pesos.

Pedro Zapata, vicepresidente de Oceana, dijo que llamaron sustitución a los casos donde la especie identificada genéticamente no era ninguna de las 53 especies consideradas como bacalao. “Estos peces nadan en aguas templadas, se encuentran sobre todo en el hemisferio norte, pero no en mares mexicanos”.

Las especies identificadas que no fueron bacalao son: 6% producto de acuacultura (tilapia), 28% especies de escama marina (mero, esmedregal, robalo y merluza), 66% elasmobranquios (rayas y tiburones).