Share
Sin concluir reconstrucción del 40 % de escuelas afectadas por sismos de 2017

Sin concluir reconstrucción del 40 % de escuelas afectadas por sismos de 2017

Por Alejandro Durán

A 24 meses de los sismos de septiembre de 2017, la reconstrucción de escuelas afectadas no ha concluido y avanza de manera lenta, pues cuatro de cada 10 inmuebles afectados siguen sin concluirse, reveló el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO).

Al dar a conocer el balance “¿Cómo va la reconstrucción de las escuelas afectados por los sismos?”, el organismo afirmó que en la información oficial persisten inconsistencias y falta de datos que dificultan conocer con certeza cuándo se terminará de rehabilitar a los casi 20 mil planteles dañados que atienden a cinco millones de estudiantes.

En ese sentido, dijo que la plataforma Mapa de reconstrucción escolar elaborada por el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) y Fundación Kaluz identifica que de las 19 mil 139 escuelas afectadas:

  • El 62% ha terminado de ejercer los recursos que se le asignaron.
  • Mil 48 planteles (6%), con una matrícula total de 404 mil alumnos, nunca han sido atendidos.
  • El 32% restante son escuelas cuya reconstrucción sigue en curso y atienden a 853 mil estudiantes. De ellas, no se conoce el avance de las obras en un tercio.

Asimismo, denunció que en dos años no ha sido posible tener un listado oficial que incluya todas las escuelas afectadas y que coincida en la catalogación del nivel de daño y los recursos asignados a cada una.

“La falta de un diagnóstico certero de los daños dificultó asignar de manera eficiente los recursos para todos los planteles. Sin datos confiables de avance, no se han podido reforzar los esfuerzos donde se necesitan para que los alumnos regresen a sus aulas 24 meses después de los desastres”, afirmó.

Al respecto, recortó que dl responsable del listado oficial de escuelas dañadas es el Instituto Nacional de la Infraestructura Física Educativa (INIFED), al ser la autoridad encargada de coordinar la reconstrucción del sector educativo. Sin embargo, advirtió que el INIFED depende de los datos que recibe de la Secretaría de Educación Pública (SEP) y de las autoridades estatales.

Las discrepancias más alarmantes en la información pública ocurren entre los datos de las autoridades federales y los gobiernos estatales. Estas inconsistencias reflejan los obstáculos para la coordinación entre los responsables. La falta de un diagnóstico inicial confiable y de datos de seguimiento a las obras son factores que pueden explicar el insuficiente avance en atender a todas las escuelas afectadas.