Share
Exige COPARMEX erradicar recortes con base a “suposiciones personales”

Exige COPARMEX erradicar recortes con base a “suposiciones personales”

Por Alejandro Durán

A poco más de un mes para que el gobierno federal presente su propuesta de paquete económico para el 2020, la Confederación Patronal de la República Mexicana (COPARMEX), afirmó que la designación de recursos públicos se debe tomar con base en evidencia empírica y no por “suposiciones personales”, pues de lo contrario se dañará el funcionamiento institucional del Estado mexicano.

GUSTAVO DE Hoyos

En este sentido, el presidente del sindicato patronal, Gustavo de Hoyos, dijo que, si bien el sector privado apoya la política de austeridad de recursos, es claro que la estrategia debe aplicarse de manera profesional y no con base “al vaivén” de la política pública.

“Urgimos que el gobierno tome decisiones con base en evidencia empírica y no por convicciones personales. Tenemos una profunda convicción de que una política que esté medida correctamente es una política perfectible”, afirmó.

A través de un videomensaje, el empresario lamentó los recortes injustificados que ha aplicado el gobierno federal en órganos autónomos, como el caso del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) y el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL), que han sido, afirmó el empresario, internacionalmente reconocidos por su capacidad y excelencia para medir aspectos económicos y sociales críticos para la política pública.

“El INEGI, por ejemplo, al inicio del año fue víctima de un recorte de 500 millones de pesos con lo cual quedó impedido para la realización de 14 encuestas entre las que destacan la Encuesta Nacional de Calidad Regulatoria e Impacto Gubernamental en Empresas (ENCRIGE), el Censo Agropecuario, la Encuesta Nacional Agropecuaria (ENA), y la Encuesta Nacional de Gasto en los Hogares (ENGASTO), por mencionar algunos”, citó el presidente de la COPARMEX.

Asimismo, recordó que el gobierno federal había solicitado al CONEVAL ajustes “draconianos”, como el recorte de un 20 por ciento de las plazas de estructura, eliminar los puestos de todos los funcionarios que operan como directores e impedir la contratación de servicios externos.

“Esto implicaba, de facto, impedir su operación prácticamente por completo. Al parecer, en el último momento el gobierno reculó ante la presión pública”, apuntó.

Por ello, Gustavo de Hoyos exigió que se respete la autonomía de gestión y financiera de la constelación de instituciones que permiten tomar decisiones de política pública con base en evidencia empírica, y no en suposiciones personales o concepciones ideológicas.

“Los recortes deben estar bien planeados, no sólo responder al vaivén de la opinión pública”, afirmó.