Share
¿Ya tienes planes para el fin de semana?

¿Ya tienes planes para el fin de semana?

Si tienes planes de darte una escapada un par de días, piensa que siempre existen refugios maravillosos cercanos a tu ciudad, basta con indagar un poquito y te sorprenderás

 

Por Paola Moreno

Las grandes metrópolis ofrecen siempre una lista de innumerables actividades tales como teatros, centros de espectáculos, alta cocina, museos, etc. pero una opción para salir de la ciudad son aquellos destinos de fin de semana.

Lo más recomendable es que el lugar no se encuentre a más de dos horas y media de distancia ya que manejar puede ser un factor que provoque estrés y fatiga.

Recuerda que la ida puede ser muy motivante para sortear la manejada, pero el regresar a casa el domingo después de comer puede ser muy desgastante y todo lo que disfrutaste se ve amenazado por el tránsito carretero.

Si vives en la capital mexicana existen más de una decena de lugares ideales para disfrutar en pareja o con familia. Otras metrópolis como Puebla, Monterrey, Guadalajara también ofrecen destinos de fin de semana.

Los llamados “pueblos mágicos” son una recomendación, aunque no todos son mágicos como dicen serlo.

Entre los destinos cercanos a la Ciudad de México podemos citar a Tequisquiapan, en el estado de Querétaro. Se ubica a dos horas de la capital y ofrece tranquilidad entre sus calles adoquinadas, restaurantes con buen vino y quesos, hoteles modestos y hasta spas de cuatro estrellas.

-Si haces base en Tequis, puedes visitar la Peña de Bernal, que está a 40 minutos de distancia. El reto es subir la peña y disfrutar del paisaje desde este monolito que tiene 10 millones de años, cuenta la leyenda que los habitantes de Bernal viven más de 100 años debido a la energía que desprende la peña.

-Otra opción es Tepoztlán, Morelos. Este pueblo se ubica una hora y media de la ciudad de México y su cálido clima siempre se agradece para tomar colorcito veraniego. Aquí hay muy buenos lugares para comer, así como hoteles boutique y centros de espectáculos como el Telón, que ofrece un excelente show en vivo de música cubana, salsa y bachata para bailar. Subir al cerro el tepozteco es también parte del reto para luego caminar entre sus calles empedradas llenas de tiendas de artesanías y lugarcitos para comer y beber.

-Valle de Bravo, en el Estado de México, es uno de los destinos favoritos de fin de semana. Se ubica a dos horas y media de la ciudad de México y su lago hechiza a todo visitante. Ofrece un abanico de hoteles y gastronomía local e internacional, así como diversos deportes acuáticos y senderismo. Uno de sus atractivos es el lanzamiento en planeadores que vuelan sobre el lago, es una experiencia muy recomendable.

-Un maravilloso lugarcito de fin de semana es Real del Monte, Hidalgo. También llamada Mineral del Monte, este pueblo de origen minero, está incrustado entre frías montañas boscosas. El trazo arquitectónico de sus casas con toque inglés y sus calles adoquinadas que se cubren de neblina le dan toque especial. Ofrece hospedaje sencillo, en algunas con fogata, restaurantes de exigencia media y expediciones a minas. También pesca, escalada y senderismo para apreciar la flora y fauna de la zona. Este paraje se ubica a dos horas y media de distancia.

-Si quieres comprar plata y descansar un fin de semana, Taxco, Guerrero, es una opción. Este destino es para caminarlo y conocer sus talleres de plata en donde siempre encuentras verdaderas obras talladas a precios por debajo de un aparador. El lugar tiene historia, cultura y arte. Ofrece buen hospedaje de gama media y alta así como restaurantes de autor. Este destino se disfruta en pareja o en familia.

Si tu plan es verdaderamente descansar y desconectarte con tu pareja, un lugar ideal es el Hostal de la Luz, ubicado a 15 minutos de Tepoztlán, Morelos. Este espacio está diseñado para que te relajes y disfrutes, en compañía de tu pareja, los amaneceres y atardeceres del valle de Amatlán, tierra natal de Quetzalcóatl. Cuenta con un spa lleno de rituales para que te purifiques y un buen restaurante para vegetariano o carnívoros.