Share
MESES SIN INTERESES, OPORTUNOS PERO CON PRUDENCIA

MESES SIN INTERESES, OPORTUNOS PERO CON PRUDENCIA

Los créditos bajo la modalidad de “meses sin intereses”, que representa el 40 por ciento de las compras con tarjeta de crédito, no están exentos de ser golpeados por el aumento de 450 puntos base tasas que ha aplicado el Banco de México (BANXICO).

En ese sentido, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios (CONDUSEF), y Alejandro Guízar, CEO de Billipocket, coinciden en advertir que si un tarjetahabiente se atrasa en su pago mensual o no cubre el total de la mensualidad requerida (incluyendo el cargo de la compra a “meses sin intereses”), aplicará un interés definido a tasa variable, cotizada con base a la tasa líder del banco central.

De acuerdo con datos del Banco de México (BANXICO), actualmente en México circulan cerca de 25 millones de tarjetas de crédito para personas físicas, las cuales en conjunto, tienen un saldo de 343 mil millones de pesos, con lo que representan una tercera parte de la cartera total del crédito al consumo.

Según el banco central, los clientes no totaleros (quienes solo cubren el pago mínimo o una porción del saldo total del crédito y por lo tanto cubren intereses a tasa variable), están conformados por apenas 9.4 millones de tarjetas con un saldo de crédito de 233 mil millones de pesos.

En ese sentido, Alejandro Guízar, CEO de Billpocket, empresa mexicana que ofrece soluciones a emprendedores como transformar sus dispositivos móviles en terminales para punto de venta, advierte que la modalidad de las compras “a meses sin intereses” pago puede traer muchos beneficios, pero también se deben considerar algunas desventajas.

Paying by card

Por ejemplo, comenta, hay ocasiones en que los establecimientos comerciales aumentan los precios de los productos e incluso, te ofrecen distintos importes dependiendo si tu pago lo haces de contado o a meses sin intereses, lo cual tiene un impacto directo en el costo final al momento de decidir cómo será el pago.

De igual manera, agrega, quienes desconocen que los pagos mínimos de sus tarjetas no cubren las aportaciones a las compras a meses sin intereses puede provocar que, al no pagar el total de la mensualidad, pierdan ese beneficio, por lo que el banco aplicaría la tasa normal de la deuda pendiente, la cual está definida a tasa variable, con base al indicador líder del BANXICO.

Al respecto, cabe recordar que, de diciembre de 2015 a la fecha, la Junta de Gobierno del banco central ha elevado en 450 puntos base su tasa de interés referencial, al subirla de 3.00 a 7.50 por ciento.

Ante ello, la tasa promedio anual de las tarjetas de crédito aumentó de 35 a 53 por ciento de 2015 a 2018, lo que impactó, sobre todo, a quienes tienen deudas en el saldo revolvente, es decir, a tasa variable.

Por su parte, la CONDUSEF coincide en que las promociones de “meses sin intereses” son un instrumento muy efectivo, sobre todo, enfatizó, para compras de bienes duraderos, como estufas, refrigeradores o pantallas, cuyo costo no se puede cubrir en una sola exhibición.

Sin embargo, advierte que los tarjetahabientes deben ser muy cuidados de recurrir a este mecanismo, pues si bien los pagos al momento de la compra aparentan ser pequeños, pero la suma de pequeñas parcialidades (de varias compras bajo esa modalidad), pueden dar como resultado pagos mensuales que superan el 30 por ciento de los ingresos del cliente.